9 abr. 2013

Diferencias entre CMYK y RGB


RGB, colores por adición de luz

El modelo de color RGB es un acrónimo de los tres colores básicos que lo conforman: rojo, verde y azul. O lo que es lo mismo, en inglés, red, green y blue. Este modelo utiliza la mezcla de estos tres colores básicos para la creación de un píxel de un color determinado.
Cada uno de los tres colores tiene una intensidad que va desde el cero hasta el 255, creando así 256 diferentes tonalidades para ese color. La combinación de estas tres variantes ofrece una paleta de más de 16 millones de colores.

Al tratarse de colores de luz, la suma de los tres al máximo de su tonalidad dará como resultado el color blanco, mientras que la suma de los tres colores en su valor cero creará el color negro.

Cuándo debe utilizarse el modo de color RGB
En diseño gráfico, se trabajará en modo RGB siempre que el resultado final del trabajo esté destinado a un soporte de pantalla. Esto quiere decir que se elegirá este modo si se trabaja para web, para una presentación online o para vídeo.

Colores CMYK, por adición de tinta

Los colores CMYK son aquellos que se crean a partir de la suma de cuatro tintas de diferentes colores: cian, magenta, amarillo y negro. En inglés, las siglas provienen de cyan, magenta, yellow y black.
 
Al revés que en el modo CMYK, estos valores serán más oscuros cuanto mayor sea su porcentaje. Además, estos colores en Photoshop tienen un rango que va desde el cero hasta el cien (en lugar de los 256 niveles del RGB).


Cuándo se utiliza el modo de color CMYK
El modo de color CMYK se utiliza siempre que el trabajo realizado esté diseñado para una salida en imprenta. Debe tenerse en cuenta que el resultado de un trabajo impreso nunca será igual, en cuanto a colores, a lo que el usuario ve en la pantalla. Sin embargo, al trabajar en modo CMYK habrá menos sorpresas cuando se imprima el diseño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario